1.11.07

En la luz aconteció...

En la luz aconteció, el viento lo despejó, tinieblas lo destruyó, en la soledad se convirtió, en la pena se quedó, en desengaño volvió, pero así esto es, como el huracán que vuelve a cada año, destruyendo lo poco queda de este ser, solo queda la tristeza del corazón, que trata de aguantar este chaparrón, es la verdad de este ser que todo se le ha de desahacer. Soy un corazón tendido al viento y al inclemente sol, solo resta clamor del condenado deseando pronto, ha de terminar su pena, soy una gota perdida en el desierto en busca de su mar de felicidad.

Lo que aconteció no volverá y no volverá lo que aconteció, es la verdad de la verdad, todo lo a que de pasar pasará, el rió que ha de crecer pronto sus aguas han de descender, solo resta levantarse del abismo, caminado hacia para el infinito, constante y perseverante solo eso queda de ahora en adelante.

Así es y así será como la verdad cuando llega, a de golpear a este pobre ser, despertándolo de esta ilusión, que el tiempo a de olvidar pero las cicatrices quedaran, pero la esperanza me ha sostener, esto es la verdad que debe ser.
Jesús Martínez Biord

6 comentarios:

Eugenia dijo...

primeeeeeeeeeeera

Eugenia dijo...

y pos... ke te sostenga no solo la esperanza, sino la verdad de tu realidad... ke cuando abrimos los ojos... nos atrevemos a ver el arcoiris al fondo! saluditos

Siry dijo...

Hola Gilberto
Tengo un regalito para ti en mi Blog!!!

Sacerdotiza dijo...

Waaao que linda manera, aunque melancólica, de escribir esa sensación por la que muchos hemos pasado al descubrir una verdad, esa trizteza con decepción que de repente te hace ver el mundo un poco gris. Pero nunca falta esa persona (familia, amistad o simplemente un desconocido) que te muestra los colores de la vida.

Saludos.

Sacerdotiza.

Gilberto dijo...

Jesús escribe desde el alma, por eso publico sus escritos.

Acerina dijo...

Conmovedor... y tristemente cierto!