25.11.07

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

A los efectos de la presente Declaración, por "violencia contra la mujer" se entiende todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.

Se entenderá que la violencia contra la mujer abarca los siguientes actos, aunque sin limitarse a ellos:

a) La violencia física, sexual y sicológica que se produzca en la familia, incluidos los malos tratos, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital femenina y otras prácticas tradicionales nocivas para la mujer, los actos de violencia perpetrados por otros miembros de la familia y la violencia relacionada con la explotación;

b) La violencia física, sexual y sicológica perpetrada dentro de la comunidad en general, inclusive la violación, el abuso sexual, el acoso y la intimidación sexuales en el trabajo, en instituciones educacionales y en otros lugares, la trata de mujeres y la prostitución forzada;

c) La violencia física, sexual y sicológica perpetrada o tolerada por el Estado, dondequiera que ocurra.

"Quien agrede o maltrata a una mujer lo hace por que la concibe como un ser no portador de derechos por el simple hecho de ser mujer. Y este pensamiento ha contado con un especial aliado, el orden social, que le deba al varón la potestad de la lógica y de la razón. La violencia es la punta del iceberg de la desigualdad. Por eso la ley de igualdad que se acaba de aprobar va a ser fundamental para romper con esta violencia. Esta ley manda un mensaje social muy claro, como lo ha hecho la ley contra la violencia de género: «En este país, las mujeres tienen que ser consideradas ciudadanas con pleno derecho, autónomas y libres. En este país, quien maltrata, agrede o amenaza a una mujer es un delincuente y como tal tiene que ser condenado». Por mucho que se empeñen algunos en resistirse a esta igualdad u otros en criticar a este Gobierno por su «obsesión» por la dignidad y el respeto hacia la vida de las mujeres –bendita obsesión–, juntas no permitiremos ni un paso".

3 comentarios:

Francisco Pereira dijo...

Como hombre, a la mujer no trates de comprenderla, pero si quererla, brindarle apoyo, escucharla, amarla y sobre todo,
R E S P E T A R L A

Gilberto dijo...

De verdad Fran, nun he entendido a los animales que dañan mujeres, o niños :(

el teo dijo...

querido fran es muy cierto de tratar de no entenderlas, por que si lo haces, nos daremos cuenta que desde su punto de vista tienen razon... razon de ser mujeres que enloquecen a los hombres; en el buen sentido de la palabra claro esta.