16.11.07

¿Donde está tu niño interno?

Cada paso que doy es hacia un futuro incierto, lo cual me llena de gozo. Decidí caminar de esa forma porque con el tiempo he aprendido que los pequeños detalles de nuestro entorno son lo más bello de la vida. Hoy pasé gran parte de la noche jugando con DJV, el hijo de mi amigo JV, un bebé espectacular de sólo 5 meses de edad. Me maravilló lo frágil que es el ser humano. DJV se soprende con cada sonido, cada color, cada cambio de luz. No se aburre, se divierte con cualquier cosa.

Los bebés son maravillosos. tan pequeños y saben disfrutar cada instante, aprendiendo, absorbiendo de la vida el conocimiento que los hará fuertes para afrontar el futuro. Lástima que perdemos eso con la edad. Yo decidí retomarlo, decidí disfrutar de esas pequeñas cosas y re-aprender, alimentando mi alma de todas esas cosas que por tantos años le he negado por ser "adulto". Sí, decidí volver a ser niño y nunca más dejar de serlo. Dejaré que aquel niño que fuí me tome un dedo y caminaré el resto de mi vida a su lado.

10 comentarios:

..**Sidra**.. dijo...

(que rico ser la primera que te comenta!)

Nunca Gil, dejes que ese niño que vive en ti vuelva a estar en segundo plano. Deja que cada pequeñisimo milagro del mundo te sorprenda, que el olor de las flores te haga suspirar emocionado, que el color de una flor sonroje tus mejillas, que un beso lanzado al aire haga danzar tu corazón y que cada pequeña alegría de la cotidianidad te permita bailar ligero de alma, disfrutando de cada segundo... total querido... la vida es un ratico.

Te saluda, besa y sonríe esa niña que vive en mi.. (la que se le sonrojan las mejillas, sonrie y no sabe -a veces- que decir)

Dos besos!

G'Fax dijo...

Confieso que aun no he superado la "crisis de la adolecencia", así que no tengo moral para opinar... sin embargo diré que afeitado seguro te ves más carajito, je, je.

Un abrazo.

Gilberto dijo...

jajajajaja bienvenido!!! ya se te extrañaba!

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Que lindas sensaciones que describes... es hermoso ser niño. Es hermoso ver como un niño disfruta de todo y con total libertad.... nos falta tanto para ser verdaderos niños y vivir la vida con todo...
Se ve que amas mucho a los niños, realmente enternecida!

Saludos

Clau

Lourdes dijo...

Me gustó tu post... me hizo recordar a mis changos.... y definitivamente esa inocencia se pierde... aún así de pequeños... cambian con cada cosa que aprenden, avanzan a esa etapa de "adultos" será que uno debe cultivar esa parte de ellos... que lo que vayan asimilando no los vaya metiendo tanto en la realidad... en fin... me quedaron dando vueltas muchas ideas....
besos!

Angeles dijo...

Quieres saber mi niño interno está justo allí dentro de mi y no solo porque espero un bebé sino porque el me devolvió la alegría de vivir y de ahora en adelante voy a rescatar ese lado de mi que se durmió por tanto tiempo...Saludos

PATRICIA dijo...

hola Gilberto, bueno yo ando en las mismas qye g`fax, pero para no ser tan copiona te digo que estube a punto de perderme en mi exceso de adultes hace como 4 años, siempre acumpañada de personas que me llevavan unos 30 años mas, y derrepente, no era yo, no corria bicicleta, no jugaba video juegos, algo que me encanta, me vestia de faldones y raramente enceñava yn poquito de ombligo, pero reaccione y me di cuenta que somos lo que somos sin importar los años, siempre y cuando seamos leales a ese pequeñin en nuestro interior.....fue entonces cuando abri mi blog, donde te espero siempre, felis fin de semana a todos, besos.

La Luna dijo...

Qué bonito lo que compartes, mi tinta china me ha devuelto esa sensación, los dedos manchados y la línea libre.

Pondré más cuidado para que esa pequeña esté más cómoda conmigo, para que se ría más y se agobie menos.

Gracias y un saludo grande!!

Mariale divagando dijo...

Como dice un amigo, mi niña interna se vuelve externa con mucha frecuencia ;-)

Gilberto dijo...

Eso es bueno Mariale, no lo pierdas :)