19.8.07

Cuando uno pierde lo que quiere....

Perdí un juguete que me acompañó en mi infancia... Pero gané el recuerdo del amor de quién me lo regaló.
Perdí mis privilegios y fantasías de niño..... Pero gané la oportunidad de crecer y vivir libremente.
Perdí a mucha gente que quise y que amo todavía..... Pero gané el cariño y el ejemplo de sus vidas.
Perdí momentos únicos de la vida porque lloraba en vez de sonreír..... Pero gané descubriendo que es sembrando amor, como se cosecha amor.
Yo perdí muchas veces y muchas cosas en mi vida.... Pero junto a ese “perder” hoy intento el valor de “ganar”.

Porque siempre es posible luchar por lo que amamos, y porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo.

Fuente:Revista Paréntesis - Diario El Carabobeño

3 comentarios:

body UP dijo...

Hola gilberto!!!!

muchas veces tenemos que perder para ganar!!! a mi me pasa a diario... es como un ciclo de la vida..

que gusto me da que te alla gustado mi entrada... Cuentame que practicas tu?? me gustaria ponerte como blog invitado !!!

estamos en contacto

Acerina dijo...

Precioso...

Quizás debemos comenzar a ver las pérdidas como ganancias... sería más positivo, más sano...

Cuando pierda el miedo habré ganado la posibilidad de explorar, de arriesgar, de dejar de arrepentirme por no haber intentado :-)

Abrazos...

Tahis dijo...

Cuando estamos dispuestos a bacer cambios positivos en nuestra vida, atraemos todo lo que necesitamos para que nos ayude.