9.1.08

Reflexiones

Si percibes el olor de las flores, si puedes escuchar el trino de las aves, si sientes la brisa en tu rostro, ya has encontrado la verdad, ahora ... ¿que harás con ella?





El que conoce el camino y teme andarlo, no conoce el camino. El que conoce la verdad y no sigue el camino, es tan necio como el que no la conoce, pero se pierde andándolo.




Denme mil tesoros y les daré toda mi luz, quítenme todo lo que tengo y les daré toda mi luz.
© gil
Creative Commons License

4 comentarios:

..**Sidra**.. dijo...

Con la verdad... asumirla.
Con el camino seguirlo, creyendo en que has hallado el correcto...
Con tu luz... absorberla y hacerla una con la mía. Así ni en las peores tormentas estaremos caminando a ciegas.

Uy! Estoy como sentimental y reflexiva.

Te lo recuerdo?

Te Quiero!

Mariale divagando dijo...

Saludando desde un cyber...

Fernando dijo...

Cuando se esta claro en lo que quieres y hacia donde vas, durante ese camino elegido, se podrá encontrar obstáculos, alegrías, tristezas, todo forma parte de la vida misma, pero sin desviar la marcha, se puede siempre disfrutar del cantar de un ave, de la brisa golpeando tu rostro, de la primavera y su regalo: las flores y su aroma, del invierno y de cómo el campo se torna verde, del otoño y las hojas color café en el suelo. Es un todo.

Luz, lo que uno ve siempre por aquí!

Saludos!

Gilberto dijo...

Sidra: No hay forma de caminar a ciegas si se conoce la verda :)

Mariale: Te extraño muchísimo :(

Fer:Es un lujo que leas y me comprendas. Ojo, no solo luz, he mostrado todo mi ser por aqui.