11.6.07

a una mariposa sin nombre ni rostro

A ti que aún no entras en mi vida, sé que estás en algún lugar, siento tu presencia. Sé que estás allí esperando ser amada, sé que esperas por alguien que valore cada una de tus virtudes. Sé que como yo, deseas sentir a plenitud.

Yo, por mi parte, te espero, para compartir instantes, para disfrutar cada segundo, para sanar, para reir y llorar de felicidad, para luchar, para vencer, para darte todo este aluvión de sentimientos que encierro en mi pecho, para ser tuyo, para que seas mía, para que seamos uno.

Esperaré por tí, vale la pena. Vale la pena cada segundo de espera, porque tengo esperanza, porqué sé que el amor existe, lo sé porque me llena el pecho. Aquí estoy para ti, con mi mano extendida, solo esperando a que decidas posarte y dejarte amar.

Yo sabré cuando llegues, tu sabrás cual es el mejor momento, yo estaré listo para recibirte, tu recibirás todo de mí.

3 comentarios:

Tahis dijo...

Deseo sinceramente que esa mariposa encuentre el camino que llegue hasta ti para que se haga realidad todo lo que deseas, para tu felicidad y en armonía con el Universo

Lourdes dijo...

Si le hablas a alguien en especial, espero de verdad que lea estas palabras y si no, espero que este lado tuyo te haga llegar a esa persona pronto, porque como dices el amor existe y es algo que a mi no me sacan de la cabeza, ni del corazón.

GILBERTO dijo...

No es a una mujer en especial, es a la mujer que vendrá.