21.9.07

Segundo día ... nueva etapa

Mi primer día en Caracas ha transcurrido calmado, sereno. Ahora, "el viaje": me paré temprano ayer para alistar todo para cuando Ricardo llegara a buscarme, tenía todo listo pero igual había que checar (igual se me quedo mi cajita de bolero, de esas que usan los limpiabotas). Luego de tomar un café llego Caco y nos dedicamos a jugar el tetris de meter mis cosas en su vehículo, cosa que no nos llevo mucho tiempo pues ya trabajamos juntos hace mucho y haciamos algo parecido jejejeje. Luego de una corta parada técnica tomamos ruta a Caracas, la cual fué como siempre, tráfico, accidentes de un lado y otro de la vía, algo de lluvia. Hablamnos de todo un poco, teníamos tiempo sin hacerlo, nos reimos, actualizamos anecdotas, en fin, el viaje se hizo cómodo y ameno. Por lo demás, bueno, mi madre estaba ansiosa por mi llegada y apenas estacionamos el carro ya estaba abajo para ayudarme con mis peroles. Subimos al apartamento y, como no, invitamos a Ricardo a almorzar.

Mi viejo hogar esta muy cambiado, para bien, lindo, acogedor, cómodo. No duermo en mi habitación de siempre pues mi hermano Héctor la tomó para él, asi que duermo en la habiatación de "los muchachos", que compartían mis dos hermanos. El edificio, el mismo, algunos cambios estructurales, la gente mas mayor, o fuera de forma, pero en fin, la misma gente, agradables alguno, vacios los otros. Me alegra estar de vuelta, ahora, a empezar a construir mi futuro inmediato, muchos planes, que como saben, no conocerán. No puedo decir que no extraño a Naguanagua, a mi gente, pero esto es lo mejor para mi en esta etapa de mi vida y ellos sabrán entenderlo, Naguanagua esperará por mi, con su verde follage, su extraño que acogedor clima, su gente, su juventud, mi pueblo ciudad, mi hogar por casi 4 años. hasta luego Naguanagua, es el turno de "vivir" en mi ciudad natal, la de los gratos recuerdos, la de fantasmas en cada esquina, la de pasado, presente y futuro.

En las fotos: Mis perolitos, mis tios Mario y Chepina, lluvia en la autopista, llegada al edificio.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Por lo que he leído en tu blog, por tus creencias y tus ideales no te debería sorprender, volver al punto en el cual has partido para volver de nuevo a comenzar otro camino.

Como dice por ahí, Habrá siempre una noche oscura para todo amanecer y, en la pequeña gran aventura de nacer, existir y morir, cuantas lecciones de vida que en la vida, todavía debemos aprender.

Lo mejor siempre saber que se puede contar con ese apoyo tan importante desde todo punto de vista como es el familiar.

Que tengas un buen comienzo, suerte y muchos éxitos!

Mariale divagando dijo...

Aunque no conozca tus planes, deseo que todo salga muy bien!