4.5.08

Sentarse a escribir un haiku saboreando un té verde con yerbabuena es relajante. El sabor enigmático y las multiples propiedades de esta legendaria bebida hacen que el espíritu se relaje, que los sueños se disparen. Me encantan los tés y las infusiones, aunque como muchos me limito a degustar las variedades comerciales. La yerba mate es, junto al té verde, mi preferida.

Mi gusto por estas bebidas se lo debo a mi abuela Emilia, que siempre tenía el té o la infusión correcta para cada dolencia. Con el tiempo empecé a tomarlos por gusto, siempre con el té negro "Lipton" como base, al ser el más popular. Pero no puedo dejar de lado al malojillo, el tilo o la manzanilla, que amén de sus propiedades terapéuticas son una delicia.

sanos vapores
saturan mis sentidos;
planta sagrada.

© gil

Creative Commons License

4 comentarios:

Oswaldo Aiffil dijo...

El te verde se respira por todos lados y a toda hora en Japón. Y esa gente es bien longeva. El te verde trae muchos beneficios al organismo, pero a mi el olor en todas partes se me hizo insoportable. Todo sea por los beneficios que conlleva su ingesta.
Un abrazo!

Ricardo J. Román dijo...

Buenísimo amigo, aunque el te verde lo cambio por el café negro. Siempre tiendo a escribir con una buena taza de café a un lado.

Abrazos.-

Victor dijo...

Si, definitivamente el té es una bebida execpcional...

El haiku esta muy bueno...

Un abrazo amigo

Siry dijo...

También me encanta el Te Verde, no consumo los comerciales, un amigo tiene una bella plantación en Mérida, y suelo ir a visitarlo para traerlo, es mucho mas deliciosa que la comercial y se le saca mas provecho.
Malojillo, manzanilla, valeriana, entre otras tengo cosecha propia.
Cuando vengas te invito a un buen te verde y de paso te llevo a ver la plantación.

Feliz semana Gil