6.5.08

PDVPC: Divagación Digital

En mi constante navegar por las aguas llenas de bits que conforman el gran océano de Internet, he visto y leído de todo.

Recuerdo que mi primer acercamiento fueron los BBS, a mediados de los 90's. Me conectaba a ellos por pura curiosidad. Alguna vez entré a uno que era mantenido por la Universidad Central de Venezuela y quedé maravillado. Internet estaba en pañales. La WWW empezaba a formarse y no fué sino hasta 1997 que navegué del todo, revisando páginas, maravillándome con cada click que daba. Ese año creé mi cuenta en Hotmail, la cual aún utilizo. Mi jefe de entonces me comento : "Coño Gilberto, nada es gratis, por algún lado te cobrarán esa vaina", aún espero la factura.

Nunca olvidaré tampoco cuando a mediados de 1994 planteé en una conversación informal la posibilidad de que los Cyber Cafés se conviertieran en un punto de conexión para el pueblo, para cualquier persona, pues los costos de mantenimiento y conexión debían bajar con la aparicion de la fibra óptica. Me dijeron iluso.

Ahora mas que nunca, se puede hacer de todo con la web 2.0. Nunca fué tan sencilla la consulta académica. Los juegos llegaron a niveles inimaginables y las redes sociales nos permiten mantenernos en contacto con nuestros amigos y familiares. Hay incluso aplicaciones Web, lo que crea un sinfín de posibilidades de producción y colaboración online. Incluso los piratas informáticos viven en un paraíso con mínima o ninguna restricción, pues podemos encontrar programas, películas, música e incluso libros en cualquier página web. Y buena parte de esta información puede ser accesada desde nuestros teléfonos celulares.

A todo esta cyber anarquía mediática se unen los blogs, odiados y aamados por igual. Inútiles pero necesarios. Nunca imaginé tener mas de 50 suscriptores, o que a alguien le gustara uno de mis haikus. Hay blogs para todos, con temas totalmente absurdos o depósitos de conocimeinto desmesurado. El concepto de "bitacora", de diario personal, se ha desvirtuado un poco. Como todo, los blogs se han vuelto comerciales y no se salvaron del concepto de Red Social. Pero algunos blogueros tratamos de mantener la escencia. Nos atrevemos a ir mas allá de lo comercial, del copy paste.

Cada vez que me siento en un cyber, me río de aquella conversa informal en los pasillos del CUC y pienso, vivo una ilusión.

2 comentarios:

Siry dijo...

Quien iba a imaginar que mis clases de Feng Shui serían on line, que este recibiendo clase con personas de México y Chile, que sin vernos las caras seamos capaces de sentirnos.

Los Blogs son una locura jajaja pero como todos tenemos algo de músico, poeta o loco, ya ves por donde delato mi locura.

Como siempre un excelente post

NeoGabox dijo...

Aunque apenas tengo un año en los blogs, recientemente y como tu dices los blogs solo nacen por el "copy paste" o ahora lo ven como una forma de ganar "reconocimiento". Creo que los verdaderos blogueros escribimos, por que nos nace del corazón.

"Saludos Monocromáticos"