21.10.08

haiku

balan corderos
pero luego del rugido,
silencio total.

© gil

Creative Commons License

*el autor de la imagen tiene todos los derechos sobre la misma

4 comentarios:

Siry dijo...

Haiku grandioso, encierra inmensa sabiduría, el ataque siempre es por sorpresa, rugir hace que pierdas lo que tienes en la mira.
EL mundo esta lleno de oportunidades pero cuando decimos lo que pensamos parece auyentar esa oportunidad.
Admiro tus haikus.

dondelohabredejado dijo...

Je!

dondelohabredejado dijo...

Te pido mil disculpas, por lo colgado de mi comentario... es que leí y me remitió a una situación laboral, y lo que me salió fue "je" porque vino justito a tema.
Y ni me di cuenta de lo que contesté, lo hice automático.
Un beso.

GILBERTO dijo...

cualquier comentario que dibuje una sonrisa en mi rostro es bienvenido. Me causó muchísima gracia, pues me imaginé exactamente lo que me dices, eso suele suceder cuando alguien lee mis haikus, pero lo cómico es que jamás los escribo con ese fin.

Je!
Que genial jajaja