7.10.08

Escuchando la noche

Anoche como a las 12:30 am me senté un rato en la plaza, solo. Cerré los ojos y me dediqué a escuchar. En un principio, solo se escuchaban los sapitos y grillos. Al irme relajando pude escuchar claramente cada carro que pasaba por la autopista Francisco Fajardo y la fábrica de cartón que está del otro lado del Guaire. Luego, alguien duchándose, otra persona cocinaba. Alguien usaba una impresora de matriz de punto y dos personas conversaban. En ese instante, dejé de escucharme a mi mismo y se hizo el silencio. Dejé a mi mente ir y venir de un sonido a otro. Pasé unos 45 minutos en ese estado, completamente relajado. Si nunca lo han hecho, se los recomiendo. Siempre es bueno poner a prueba los sentidos.

8 comentarios:

Yesly dijo...

Pude escuchar la noche caraqueña, que me gusta recordar y que tanto extraño, gracias a tus palabras...

Me gustó mucho lo que escribiste... y me gusta aún más que cuando callas disfrutas de escuchar ese hermoso sonido: el silencio, el silencio que rodea y que nos permite abstraernos...

Veo que conseguiste la imagen perfecta...

Un beso Gil,
Yei

dondelohabredejado dijo...

Lo he hecho, es un viaje alucinante, te vas dando cuenta de cómo seleccionar los diferentes sonidos y silencios, las distancias y las intensidades, y de pronto descubrís muchas cosas...
A veces lo he hecho también en el silencio, enfocando hacia los ruidos de adentro, respiración, latidos, etc...
Pero hace mucho que no lo practico... tomaré esta sugerencia y volveré a experimentarlo. Gracias.

SAUVIGNONA dijo...

muy bonito de tu parte chico....quizas tenga que poner a prueba mis sentidos ultimamente andan descarriados....que buenisima terapia para el "yo" para ela dentro!
un gran saludo
:)

raizen dijo...

Las noches tienen un sonido maravilloso. Bonita experiencia has contado.

Saludos

Siry dijo...

Los sonidos del silencio, solo en absoluto silencio es posible escuchar, tal vez por eso me gustan tanto mis montañas, el sonido de una hoja es indescriptible.

Post especial

Victor dijo...

Es interesante cuando logras callar todas tus voces para escuchar, aunque sea un poco, lo que sucede afuera...

Mariángel dijo...

esta es una excelente experiencia.

GILBERTO dijo...

Mariángel!! tenías tiempo sin darme una vueltica jejeje