5.9.08

PDVPC: Dilo de frente

Suelo decir lo que pienso de frente, sin tapujos. La mayoría de nosotros hablamos de sinceridad pero no la practicamos, o al menos nos incomoda cuando alguien es sincero con uno. He llegado a pensar que la gente prefiere que los demás sean hipócritas -cosa que me causa mucha gracia- para así autoengañarse.

Voy al punto. Me ha pasado mucho que cuando soy sincero, soy juzgado por ello. !!Pero no puedo ser hipócrita!! En serio, no puedo.

No puedo mantener una conversación con alguien insoportable, y me refiero a esas personas que sobrepasan los límites de cualquier truco que la diplomacia y las buenas costumbres. Tampoco puedo decirle a alguien mal vestido, despeinado o simplemente mal aspecto: "que bien te ves". No llego a ser cruel o grosero, pero procuro ser lo mas franco posible cuando me es pedida mi opinión acerca de esos temas banales. A veces recibo halagos de gente que jura y perjura que me los creo, gente que no puede ocultar en su mirada o en su timbre de voz su hipocresía. Irrisoria es la actitud que asumen cuando los evitas, pues al no poder demostrar su envidia directamente, recurren al chismorreo desenfrenado, sacándote defectos tan inverosímiles que serían dignos de la Divina Comedia.

Nuestro día a día está plagado de gente así, pero si nos detenemos demasiado a prestarles atención, corremos el riesgo de vernos tentados a caer en su patético juego. Yo procuro mantenerme alejado de esas personas, pero de tanto en tanto no aguanto las ganas de divertirme alegrándoles la vida al darles material para chismear y para ser hipócritas conmigo. La verdad que las relaciones humanas son divertidas cuando las analizas desde mi punto de vista poco común.

Imagen: "Hipocresía" por Marcos Alterio en Flickr

19 comentarios:

Yesly dijo...

Hoy hablé de las sonrisas predeterminadas y eso va un poco de la mano con la hipocresía.... estoy súper de acuerdo contigo, y es que la falsedad como que no pasa de moda, a la gente le gusta cuchichear, mirar a menos, a la gente le gusta mentir y de eso ya has hablado, pero es que de verdad no soporto la hipocresía prefiero que me tilden con infinidad de adjetivos antes de comportarme hipocritamente...

Pero bue, el caso es que tienes mucha razón y que siempre es bueno leer lo que escribes...

Besos y abrazos para ti,
Yei

Cordelia dijo...

CAriño!!! Pero cuando tu y yo nos vimos yo andaba mamarrachisima! jejeje Y me dijiste que me veia bien! jejeje!!! :P

Besos cariño! Wow! Tenia tiempo sin dejarte comentario! Pero siempre paso a leer tus Haiku!

Fraülein Lithium. dijo...

jajjajaj

me agrada tu visión,
tu modo de ver el mundo
jajajja se parece bastante al mío... aún que muchas veces me trae problemas... no entiendo cómo tantos ilusos prefieren el cinismo a la honestidad...

Cordiales saludos!

dondelohabredejado dijo...

Me siento muy identificada con lo que has escrito. Y no creo que sea una tremenda virtud la sinceridad, más bien tendría que ser el estado natural de las personas. Sucede que hay tanta hipocresía, tanto rumor envidioso, tanta gente a la que no se le ocurre nada más importante que hacer con sus vidas que ponerse a calumniar.... que lo que sería un estado natural de transparencia, pasa a ser una virtud, por el contraste con la generalidad.
A veces suelo tener bestialidades, digo las cosas de un modo un tanto brusco, y la gente que no me conoce se suele asombrar bastante (porque mi estilo general es muy dulce y sorprenden mis "faltas de tacto" con algunos temas) Con el tiempo he ido aprendiendo a no lanzar la flecha de la verdad sin antes mojar su punta en miel. Con algunos temas no puedo, ni podré nunca. Pero no me molesta, porque creo no tengo por qué ser amiga de todo el mundo, ni todo el mundo tiene por qué amarme, etc etc etc y mis amigos me conocen, saben que mi intención es siempre constructiva, y entonces me perdonan esas cosas (y la mayoría se ríe)
En cuanto a la gente que inventa cosas para destruír, cada vez me hacen menos daño, cada vez puedo pasar más de eso y no darles la importancia que no tienen. Espero que llegue el día en que no me afecten en lo más mínimo.
No entendí bien en el título, qué significa "PDVPC"???
Un abrazo fuerte, y mi deseo es que la vida te traiga mucha gente que vibre sinceridad, como vos.

GILBERTO dijo...

Marina:

PDVPC: Punto De Vista Poco Común

Es una serie de artículos donde expongo mi forma de pensar, gústele a quien le guste, duélale a quien le duela jejeje

Fraülein Lithium: Normalmente a la gente "normal" le sorprende que hayamos tantos "anormales", somos gente poco común.

Cordelia: Y fui sincero cuando te lo dije, ese día, a mis ojos, estabas bella. Tu me repetias que estabas mamarracha y yo te decia que no, seguiremos discutiendo? jajajaj

Yesly: Mis temas en PDVPC son tan afines a tí a muchos porque a veces digo lo que la mayoria calla, pero son temas de a diario.

Mas de un beso y/o un abrazo se traduce en cariño jejeje yo también te estimo mucho.

Yo mismo dijo...

Pilla la peli When Nietzsche Wept (El día que Nietzsche lloró).

En una parte le dicen:
- ¿Por qué la gente le teme tanto?
- La verdad es de temer...

Y pues a la gente le gusta hablar de la sinceridad...pero no se suele ser bien sincero ni sentirse cómodo ante las manifestaciones de sinceridad...o ante la no-mentira...la realidad...

Victor dijo...

Creo que no es cuestión de ser hipócrita o sincero, si no de ser "diplomático". La sinceridad "brutal" no suele ser el mejor vehículo interpersonal, la hipocresía tampoco. Solo hay que saber que decir y a quién decírselo, por que lastimosamente somos animales sociales, y la convivencia es inevitable y necesaria... ¿Qué ganamos con decirle a alguien que no nos gusta su peinado, o que se viste horrible? Nuestros gustos son irrelevantes frente a terceros, el problema es que le damos importancia a lo que no debemos...

Saludos

GILBERTO dijo...

Victor: Es justo esa "diplomacia" la que a veces me asquea, pues no es mas que hipocresía disfrazada.

Tu mismo: ¿La realidad? ¿o la realidad de cada quien? he allí el dilema. Por eso hay quienes le temen a la verdad. Yo solía temerle a la mía, huía de mi mismo, pero desde que me reencontré y procuro desechar el ego, me di cuenta de que perseguir la verdad es alejarse de ella, creo que de esos entiendes bastante.

Victor dijo...

Si, pero es necesaria. Nos podrá asquear y todo, y la sinceridad total no existe, es un ficción que se levanta del supuesto de que todos tenemos algo que ocultar...

Xochitl.. dijo...

Desafortunadamente el mundo no está o no estamos preparados para la verdad. Comparto tu opinión en cuanto a algunas cosas pero también con Victor. Por ejemplo si alguien está mal vestido, despeinado no soy de decirle "que bien te ves" pero tampoco corro a decirle "te ves horripilante" simplemente me reservo mi opinión. AUnque si me preguntan.. bueno ahi hay que ser sinceros pero con la mejor de las sutilezas: Ejemplo "la verdad no me gusta este peinado y la ropa mmm creo que con otra te podrías ver mejor"

La sinceridad es un arma de dos filos.
Un saludo desde México.

Yo mismo dijo...

Gilberto, creo que la realidad, tal como es, no es etiquetable, no va con gustos ni disgustos...ni es fea ni es bonita...la realidad como tal se ve en silencio...es algo que me ha enseñado el Zen...la meditación...

"¿Qué ganamos con decirle a alguien que no nos gusta su peinado, o que se viste horrible? "
Bueno Víctor, pero si es eso lo que tienes por decir... pues...creo que no estamos "sintonizados"...

GILBERTO dijo...

Victor: Me gustan tus conclusiones, la verdad que sí.

Xochitl: !!Claro que el mundo no está preparado para la verdad!! Oye, tampoco soy tan seco para decirle a alquien lo feo que va vestido, en realidad ese fué solo un ejemplo que di. En el caso de alguien que aprecio, siempre le hago ver sus faltas o defectos con sutileza, pero nunca me los callo, porque considero que la crítica constructiva sirve para mejorar, o al menos yo la aprecio muchísimo, como el caso de sus comentarios.

Tu Mismo: ¿No son las etiquetas y los adjetivos trampas del ego? Básicamente el ejemplo de la ropa fué eso, un ejemplo. Veo mucho mas adentro de las personas que solo su apariencia.

Yo mismo dijo...

Etiqueta, adjetivo...son interpretaciones de la realidad...no son la realidad...casi siempre basadas en el condicionamiento (leer un poco a Krishnamurti, también por youtube hay algo). Puede que el ego sea necesario para poner etiquetas...porque en él reside el condicionamiento...si tienes un ego cristiano entonces a veces me podrás etiquetar de blasfemo...ahora, si tienes tu mente en calma, si estás conciente, atento, no hay ego...y por lo tanto no puedes poner etiquetas a menos que te pongas a pensar y a juzgar, buscando tu ego primero...(ojo, ego como imágen de tí mismo, la cuál obviamente es falsa porque está basada en algo no existente, el pasado).
Me incomoda que me pidan opinión de si algo es bonito, o si a alguien le queda bien algo o si se ve bien...cuando estoy conciente a veces guardo silencio o le digo que no estoy opinando o que eso es su problema, simplemente no emito opinión porque tengo la mente en blanco y no estoy comparando la realidad con mi condicionamiento, es como si sintiera que me piden que abandone el presente...y suele fastidiarme también que la gente esté dando sus opiniones sobre mi...claro, ese tipo de actitud no es algo que facilite como tal la interacción con el vulgo...muchas veces me doy cuenta de que ando como tratando de andar por el pantano sin ensuciarme...pero es fácil distraerse un poco y ensuciarse...aunque nada que no quite una buena meditación.

En África hay una tribu donde el cuello muy largo es algo "atractivo" y bonito, aceptado pues...tanto que se lo alargan por la fuerza...acá, en occidente, en general no es "bonito"...pero al fin y al cabo la realidad es la misma...es el cuello...que para tí sea largo o corto o feo o bonito...eso realmente es una simple opinión, varía de acuerdo al condicionamiento del individuo...para ver la realidad hay que estar con la mente en silencio. Por lo tanto la realidad no es etiquetable...

Lo que sí es que hay cosas que uno siente sin estar etiquetando o pensando...es algo como del corazón o instintivo, no es expresable con palabras...es como sentir puro...a veces algo o alguien te atrae, a veces te repele...aunque hay que estar bien atento para distinguir si nos atrae Eso en el momento o si es que nos hicimos una imágen mental de Eso (quizá cargada con expectativas) y perseguimos es a esa ilusión...y pues yo creo que solo el que se ilusiona se puede desilusionar.


Jo! como que se me fueron los dedos...

Saludos!

Mariángel dijo...

Un tiempo estube pensando (y lo mantego) que a las personas les gusta vivir engañadas, y escuchar lo que quieren escuchar, pues creo que no nací ese día de seguirles el juego.

Particularmente me gusta hablar sinceramente, porque me gusta que así sean conmigo.

Abrazos!!

dondelohabredejado dijo...

para Yo Mismo: me permito ocupar este espacio para contestarte a vos, aunque obviamente tu comentario no fue dirigido hacia mí, porque tus palabras me movilizan a responderte.
Yo pertenezco al vulgo, pertenezco al pantano, y aunque he leído algo a Krishnamurti (no de youtube, sino de sus libros) creo humildemente que tanta teorización de la cosa, es un gran obstáculo para vivir el presente.
Soy meditadora. Pero a mí me sirve vivir el presente en el medio en el que esté y en relación con los otros, poniendo el cuerpo y la energía en lo que sienta en cada momento que es mi realidad a transformar. La realidad es una percepción, ok, pero ser real y presente en la vida me parece mucho más real que vivir meditando.
Es mi opinión, no más que eso.
Entendí que el ejemplo de la crítica por algo externo era sólo eso, un ejemplo, para referirse a una actitud.
Me gusta la reflexion y la practico, pero no permito que ocupe más espacio en mi vida que el conveniente, porque temo reflexionar tanto que un día me termine dando cuenta de que me olvidé de vivir y ya sea tarde.
La meditación me limpia de mí misma, me conecta con lo más elevado, me ayuda a centrarme. Pero no me limpia de mi paso por ningún pantano, porque yo soy parte de ese pantano y si lo hiciere con esa actitud estaría meditando desde mi ego, al creerme superior o iluminada...
Saludos.

Victor dijo...

"¿Y que es la realidad, aparte de miles de percepciones que construyen un todo? No hay una sola realidad; por cada unos de los seres del planeta hay un realidad, la mía, la tuya y la de él. No cometas el error, joven, de concentrar todo lo que ves en un todo absoluto. Mis ojos, a pesar de que ven el mismo árbol que tus ojos ahora observan, ven otro árbol diferente. La realidad como un todo no es más que una ilusión del ego."

Yo mismo dijo...

"La realidad es una percepción, ok, pero ser real y presente en la vida me parece mucho más real que vivir meditando."
¿Ser real y estar presente no es más parecido a meditar que cualquier otra cosa?
¿Cómo estás bien presente si estás es pensando y pensando y pensando todo el tiempo?
Creo que el pensar tiene su lugar y es cuando sea necesario e invocado...no como una cadena absurda de pensamientos, cuadros mentales, unos tras otros y de crítica y crítica, deseo y repulsión, todo basado en el condicionamiento, mas no en la realidad...
Krishnamurti habló de que cada uno forma parte de la sociedad y que obviamente somos capaces de cambiar las cosas...incluso yo diría que es imposible pasar por el mundo sin cambiar algo...siempre influyes...porque estás en la existencia...

"¿Y que es la realidad, aparte de miles de percepciones que construyen un todo?"
Cuando mi mente está callada, cuando no hay opiniones, ni gustos ni disgustos, siento que estoy en total contacto con la realidad...que estoy fundido con ella...no puedo decirte que la realidad es bonita, fea...

¿Si la realidad fueran nuestras percepciones de ella entonces si nosotros no existieramos la realidad no existiría? ¿Es que acaso la realidad depende de nuestra percepción?
¿O será mejor dicho Interpretación?
¿Será que a veces nos ocupamos demasiado en interpretar que nos alejamos mucho de la percepción?
¿Podemos hablar y hablar y hablar de la realidad y esto nos llevaría a verla? Me parece difícil...porque la palabra es bien limitada, más aún por éste medio...

Por cierto, no confundamos meditar con una persona simplemente sentada con los brazos en una posición determinada y con las piernas cruzadas...eso es limitar la meditación...podemos meditar mientras comemos, mientras vamos en el bus, mientras trabajamos...fué después de un tiempo que entendí que Krishnamurti hablaba de lo mismo que Osho o los monjes Zen...solo que Krishnamurti decía "estar atento", "atención"...y los otros decían "Meditación"...quizá lo hizo para evitar las relaciones que se puede hacer con la palabra meditar...

Y cuando hablo de Vulgo me refiero a gente común, silvestre, pendiente de mundanidades... digamos que gente enmarañada en cosas muy triviales y que rara vez se detienen a profundizar...de esos que dicen: "odio a los corruptos"...y aplauden al hijo mientras le roba al vecino. O se mortifican por no tener una cerámica cara...

No digo que yo sea más que ellos, sino que digamos que yo estoy como que tratando de darme cuenta de mis faltas, de las ilusiones, de lo que sobra, hacerme conciente de lo que sucede y crecer, digamos, "espiritualmente"...salir del círculo vicioso, mientras ellos, que como yo en un tiempo anterior, están concentrados en obtener cuestiones más...¿comunes? una ropa cara quizá...o un carro de moda...yo me he dado cuenta pues que, al menos a mí, eso no me hace feliz...que muchas de esas cuestiones son ilusiones. Antes estaba muy lleno de odio e ira y me parece que he logrado mucho, me he desecho de tantas cosas que me sobraban...y en general ando con una paz, una tranquilidad...y bueh...digamos que estoy disfrutando mi camino más que nunca...


Saludos

Yo mismo dijo...

Me hizo recordar esto de la percepción e interpretación un cuento de un "viejo loco" que dice algo así...tenía un hijo y vivían en el campo:
El hijo del viejo se le escapó una yegua, la única que tenían...la gente va y le comenta: "Qué mal que se haya escapado su única llegua". Y el viejo contesta: "¿Quién dice que eso es malo?". La gente comienza a comentar entre sí que el viejo debe ser medio loco...
Al tiempo la yegua regresó embarazada y con varios caballos más...
La gente va y comenta: "Qué bien que haya vuelto la yegua y con tantos caballos más". Y el viejo comenta: "¿Y quién dice que eso es bueno?". La gente se extraña y creen que definitivamente el viejo es loco...a los pocos días el hijo montando a la yegua se cae y se fractura una pierna. De nuevo van a decirle que es una lástima que haya pasado eso...que es una desgracia que su único hijo se haya fracturado la pierna...el viejo dice: "¿Y quién dice que eso es una desgracia?". La gente comienza a pensar que el hombre era un indolente y encima estaba loco...
A la semana por la guerra reclutan a todos los hijos varones del pueblo para mandarlos a la batalla, menos al del viejo, porque tenía la pierna fracturada...
Y así se puede seguir el cuento...

Y ojo, que una cosa es la percepción y otra la INTERPRETACIÓN...y me lleva a preguntarme: ¿Una mente clara, en paz, serena, no será capaz de dar, si es necesaria, una interpretación más sabia que una mente confusa, turbia y perturbada?

Siry dijo...

Es que de frente las cosas tienen otra esencia, no hay nada mejor que ver a los ojos y decirlo asi de frente, tanto malo como bueno.

Me gustaría tenerte al frente, no para decirte nada, solo para poder ver tus ojos (es lo que mas me agrada de las personas)

Feliz semana