27.4.08

Comunicándome poquito

"Si no tienes nada bueno que decir, mejor guarda silencio", esta fué mi premisa este fin de semana. Parte del control que poco a poco tengo sobre mi ego, es callarme. Siempre he sido muy conversador y como algunos dicen "amigo del pueblo". Pero este fin de semana decidí callar o hablar solo lo mínimo necesario. Me siento como desintoxicado, liberado de mis propias palabras.

Tiendo a hablar al viento. Me explico. Tengo la mala maña de aconsejar a quien menos le importan mis consejos, a plantear temas de conversación mas allá de la comprensión del grupo o persona de turno. Aparte de esa "maña", está la de llegar a la conclusión de lo que alguien me cuenta mucho antes de que esta persona termine, con lo que dejo muchos chistes en el aire o peco de "sabiondo". Esto hasta a mi me molesta, pero es que a veces no puedo controlar mi mente, que se mueve mas rápido de lo que debería y se empeña en activar mi lengua.

Desde el viernes me dediqué a oir muy atentamente cada palabra que me dirigieron. A ver, detenidamente, a todo aquel que me habló. Eso me hizo "ver mas allá de lo evidente" -frase de Leon O en los Thundercats- y darme cuenta de lo complicada que puede resultar la comunicación humana. Probé callarme del todo luego de saludar a alguien y observé la incomodidad de cada persona. Cada uno actuó diferente. También probé hablar algo -muy poco- con completos desconocidos o con vecinos a los que veo todos los días pero no pasamos del saludo protocolar. No dí mi opinión, nisiquiera cuando me la solicitaron en discuciones de cualquier tipo y respondí "no tengo la mínima idea" a preguntas de las cuales conocía la respuesta a fondo. Pero la mayor parte del fin de semana estuve en silencio, hasta a mi mente la mandé a callar en varias ocasiones. La verdad, grato experimento. No me dió la gana de decir nada este fin de semana.

Imagen: Veer

8 comentarios:

Cordelia dijo...

Ay cariño! jejeje De pana que si te hubiese encontrado este fin de semana en persona me hubiese dado miedito!! jejeje

Tu tan conversador y todo el fin de semana calladito!! Nooo! Eso es como mucho!!! jejeje

Ricardo J. Román dijo...

Estoy de acuerdo contigo, amigo. A veces es preferible guardar silencio. Definitivamente.

Un abrazo.

Gilberto dijo...

Cordy, la probabilidad de que tu y yo nos veamos disminuye con el tiempo jajajajaja. No vale, solo fué un esperimento, una especie de saneamiento lingüistico. Sin embargo, poco después de escribir el post baje a hablar con unos amigos y habia media botella de ron ... murió el experimento jajaja

Ricardo: En efecto, el silencio permite pensar mas claro.

Oswaldo Aiffil dijo...

El silencio calla tanto y dice tanto al mismo tiempo Gilberto.
Vaya día el tuyo...¿no sería el día de San Cayetano? Ja ja ja.
Un abrazo hermano!

Mariángel dijo...

Como dicen por ahí "callar es una virtud", pero tampoco tanto..

¿Repetirás la experiencia del silencio?

Saludos!!

Cordelia dijo...

Cariño!!! No seas cruel vale!!! :P

Gilberto dijo...

¿Yo cruel? Vale, fué sólo un experimento.

Haldar dijo...

Dicen que saber escuchar es una virtud. Yo tambien tiendo a hablar mucho a veces, sin dejarme tiempo a escuchar, y es algo que tiende a caer mal a los demas. Asi que ahora, aunque mi lengua este enloquecida por dispararse, me la muerdo y trato de escuchar. Buen experimento ese, aunque no se si podria estar asi, con tanto silencio...

Un abrazo