26.12.07

Necedad

Cuan necios podemos ser al pretender aferrarnos a lo inexistente. Más necio aún es el formularnos preguntas absurdas y dar vueltas en torno a un eje de recuerdos que pierden sentido día a día. No tengo nada que demostrarme y continúo haciéndolo como buscado paliar mis culpas y enterrarlas para siempre, pero, ¿mis culpas? No las hay, no las hubo y no las crearé. Camino sobre una cuerda floja a solo centímetros del suelo, mi mente anda en las nubes pero mis pies están sobre la tierra. Me niego a voltear, me niego a ver un rostro que se difumina, una voz que casi olvido, porque como me dijo Sara alguna vez "El hubiera no existe"...cuanta gente sabia he conocido. Combatir la necedad como vicio es difícil y agotador.

2 comentarios:

..**Sidra**.. dijo...

Si Gil.. es un combate agotador, pero debemos fortalecer nuestra capacidad de lucha para desterrar definitivamente la necedad como vicio.

Todo en la vida pasa, algunas cosas toman su tiempo y dentro de ese compás de tiempo volvemos insistentemente sobre ese pasado en la búsqueda de ¿respuestas/razones? que nos permitan sanar las heridas precipitadamente, sin darnos cuenta que algunas de esas heridas descansan para sanar sin necesidad de urgarlas para acelerar el proceso.

Todo mi cariño (que por cierto es infinito) y mi compañía... porque Ud. mi querido hombre no tan común, tiene en mi una amiga de esas que dura para toda la vida.

Besos...

Anónimo dijo...

Llevaba días pensando en la necedad, luchando contra ella y sintiéndome muy aislada. Y como un acto reflejo más de esta era "moderna", escribí en el buscador "combatir la necedad", y acá encuentro un poco de aire! Ha sido un placer pasar por tu blog. Felicitaciones