3.12.07

Dulce mariposa

Con tus alas de cristal,
te acercaste a mí,
y me enseñaste a soñar,
de manera tan sutil,
que el sonido de tu voz,
borra el dolor de ayer,
dándo anhelo a mi sentir.

Te posaste aquí en mi mano,
mariposa de esperanza,
y aunque cruel es la distancia,
siento tu aliento en mi voz,
y el amor en sus andanzas,
pleno me tiene el pecho.

Recibe preciosa un beso,
y quédate posada allí,
cuanto tiempo lo desees,
contemplarte es un placer,
tenerte es deseo fátuo,
pues tu libertad,
yo no tengo en mis manos.

© gil
Creative Commons License

4 comentarios:

..**Sidra**.. dijo...

Y ahora poeta?
Caramba Gil, no dejas de sorprenderme!!!

Feliz Noche. Mañana te comento desde el punto de vista "poetico"

Dos Besos!

Lourdes dijo...

Me alegara mucho que hayas encontrado a la mariposa amigo... :) cuidate !!!

Maria Jose dijo...

que hermoso poema... alguna vez una mariposa se poso sobre mi mano y sus cosquillas acariciaron mi alma

Un abrazo
mariajose

alejandra_writer dijo...

No esta mal, lei en otro post que crees que fue un mal poema, pero no lo creo. Tengo tiempo escribiendo y creeme que para ser novato es una buena novatada. Tiene sentimiento y esencia y es gasolina suficiente para hacer andar al motor del arte.

Curioseando encontre tu blog :)