2.11.08

... y diferente de los demás.

El título de mi blog salió a la primera, sin mucho esfuerzo. Sentado frente al monitor, hace ya 4 años, tenía claro que mi blog sería una bitacora, un diario claro y simple.

Cuando tuve que elegir el título me pregunté ¿Como me vería yo desde fuera? y ¡Bingo! llegó a mi el adjetivo que muchas personas han usado durante toda mi vida para describirme, o al menos el más popular según mis estadísticas personales: RARO.

Y es que desde chico fuí mas raro que el carajo. Muchas personas me dicen que fuí una especie de niño prodigio, pero nunca me vi así, siempre le tuve que poner un mundo para mantener los estandares de mi entorno, sin dejar de lado mi rareza. Toda persona que de una u otra forma sea diferente del resto de su entorno es "el raro". En mi círculo social soy el único budista, el único blogger y se podrán imaginar la de chistes, chismes y pendejadas que he escuchado por ello. Eso, como toda crítica, no hace mas que dejarme claro el porque me gusta ser raro y alentarme a seguir diferenciándome de la gente normal. Y es que mi criterio, mis valores, mis creencias ... mi modo de ver la vida es mío. Es el fruto de la contemplación, del filtro extraño que tengo en mi mente que hace que fácilmente vea lo que es bueno o malo para mi y me permite escoger a mis anchas el camino que considero correcto - le llaman libre albedrío, creo - y andarlo de la forma que me plazca.

Si, como digo siempre, para mí todas las personas somos iguales, entonces todos somos raros. Lo que ocurre es que la mayoría no lo acepta y decide vivir la vida como le dicen, como lo define su entorno por miedo a que le pongan el cartelito de RARO.

No tan común, un raro viviendo entre normales, que gozadera.

Imagen: Beatriz Sasse

17 comentarios:

Pablo J dijo...

Este post me hace recordar todas las veces que me han dicho anormal, freak, loco, medio loco, extraño, extraordinario, entre otros apelativos.

A cada uno le he dado las gracias... pues agradezco desde hace mucho tiempo el hecho de ser diferente. De no parecerme al común denominador de esta especie. Eso es algo que sinceramente, me alegra que sea así.

Igual con el círculo social, soy el único NO católico, el único que no trabaja bajo sueldo de 15 y último, y muchas otras cosas (excluyendo a Mariale que anda en las mismas).

Definitivamente estoy de acuerdo contigo, todos somos raros, pero es más fácil etiquetar a los demás que aceptar lo que somos. Es por eso que la mayoría de las veces, la gente diferente es más feliz...

Que tengas un buen día...

Bluesoul dijo...

hola...llegue por aqui porque estabas en los recomendados de pablo...

hay MUCHAAAA gente rara como los "normales" nos llaman, más de las que uno se imagina ¿o será que todos los raros tenemos blog?

saludos...

GILBERTO dijo...

Coño, ¿será en serio que los blogueros somos raros? eso si me asusta jajajajajajaja

Fran dijo...

Felicidades por tu blog !!!

Yo también soy rara :) y no se si me acostumbré o es que me gusta.


Besazo

Yesly dijo...

Quién te ha dicho a ti que eloos son los normales??? ah??? esos niveles de normalidad... mmm... si ser raro es genial, no hay nada más terrible que ser una plantilla de un mismo patrón, por eso me dedico a disfrutar de la diversidad y de la propia rareza del ser humano!

Un abrazote inmenso Gil, si toy más feliz desencadeno epidemia de felicidad!
Yei

Pablo J dijo...

Si todos los bloggeros somos raros me alegro, al menos estamos entre panas jaja.

la verdad es que todos lo son, basándonos en lo que tú dices, que todos somos raros. Y es que uno encuentra cada vaina en este mundo de los blogs... raros, pero cada cual a su manera.

Porque es muy distinto mi rareza, que la de una tipa como de 30 que tiene un blog dedicado a la evolución histórica de las barbies en Venezuela... tú me diras?! jajaja.

GILBERTO dijo...

"Cada quien hace de su culo una flor y la riega de vez en cuando", fueron las sabias palabra de una gran amiga. Y eso se aplica a los blogs perfectamente. He visto de todos, desde el satanista que buscar limpiar el nombre de su secta, o el gay que a como de lugar busca convencer al mundo heterosexual de que los equivocados somo nosotros, hasta blogs de suicidas, mega depresivos o necios dominados por su Ego. Al final, como en la vida, todos juramos y perjuramos tener la razón. A mi particular me gusta la blogosfera porque me da un respiro, pues siento que lo poco que nos queda de humanidad está por estos lares.

Curiosa dijo...

Lo confieso entonces...Mi nombre es Curiosa y soy Rara. jajajaja
Yo tengo un lema que dice: La soledad es el precio de ser original. Lo digo porque muchas veces la gente que no nos "capta" se aleja o peor (para ellos) terminan inventando un mundo de mentiras sobre y acerca de nosotros SOLO por no ser como ellos.
Bah! Me rio de esa gente, porque mientras mas conozco gente asi mas me gusta ser como soy.
Me encanta tu post. ;)

Graciela Ventimiglia dijo...

bueno bueno, parece que todos los "raritos" nos dimos cita aquí jaja. La veo a bluesoul que es una amiga de mi blog...y qué te puedo decir, yo soy pisciana igual que vos, eso ya nos hace especiales, no raros pero sí únicos.
Saludos!

GILBERTO dijo...

Bueno, despues de este post seré un raro menos solitario jejejeje

Graciela Ventimiglia dijo...

no creas...ser diferentes no sólo convierte a las personas en únicas y especiales sino además en seres solitarios justamente por lo que son...

GILBERTO dijo...

...y la soledad es buena consejera si sabes sacarle conversación. Vaya, los comentarios de todos estan mejores el que el artículo :)

Graciela Ventimiglia dijo...

jaja suele suceder que las reacciones sean más originales que aquello que les dio origen...las mujeres le sacamos conversación a un ladrillo, pero la mayoría de los hombres necesitan público (parece un comentario feminista pero no lo es jaja)

GILBERTO dijo...

¿Que pansaría un ladrillo de todo esto?

Graciela Ventimiglia dijo...

me pasé toda la noche en vela pensando qué podría decir un ladrillo acerca de esto...y la verdad es que tengo menos imaginación que él jaja

ÓNIX dijo...

Nos diferenciamos de los demás porque son muchos los que se dejan llevar por los demás, por estandares, patrones preestablecidos, en cambio los raros o freak como nosostros, seguimos nuestros propios dictados.

Tranquilos no son los únicos raros, también yo les acompaño y no saben cuánto adoro esta condición.

Que vivan los raros y los bloggers como nosotros...!!!

Beatriz Sasse dijo...

Olha a minha foto aqui.