11.11.08

Entren que caben 100 ... a los coñazos!!

Supongo que todos los sistemas de metro en las grandes urbes son iguales al de Caracas en la hora pico, un total desastre. Todos los días al salir del trabajo debo tomar el metro, como la mayoría de los caraqueños pelabolas como yo. La gran ventaja que tengo es que sólo me separan dos estaciones de mi casa.

La verdad, el tumulto no afecta en lo mas mínimo mi estado de ánimo, porque estoy conciente de que es una situación que hay que "calarse". Normalmente escucho mi Ipod tranquilamente y me dejo llevar por el gentío, tanto para entrar como para salir. hace dos semanas me reía solo porque escuchaba "Cara Valente", de María Rita, en cuyo video aparecen varias personas entonando la canción con una gran sonrisa en la cara, mientras que al voltear a mi alrededor veía las típicas caras de agotamiento y enojo del caraqueño cuando sale del trabajo y debe lidiar con la ola humana desde que pisa la estación.

Hoy, justo detrás de mi subió una chica con su hija de no mas de 4 añitos. La llevaba a pie y por tanto, la gente que venía detrás las empujo brutalmente hacia mi. Por más que la madre gritaba a la gente que tuvieran cuidado, los energúmenos seguían empujando para entrar y/o acomodarse. Sacando fuerzas de donde no tengo traté de mantener a la niña a salvo con la ayuda de las personas que estaban hombro con hombro a mi lado. Lo logramos, al menos durante las dos estaciones siguientes, pues me bajé del tren esperando que la bebé llegara sana y salva a su destino. Que impresionante como el ser humano pierde todo el decoro, la educación y los valores bajo ciertas cirscunstancias.

Primera imagen: Interior de un vagón en hora pico por Evelyn Cristina en Flickr
Segunda Imagen: Estación Plaza Venezuela por Alguien en Flickr

9 comentarios:

Bluesoul dijo...

yo no podría ir en metro...si en un bus casi me caigo no me quiero imaginar con la velocidad de los metros... (que pueblerina soné...) saludos Gil :)

Anónimo dijo...

HOLA GIL ES TEO, EL FIN DE SEMANA PASADO NOS OCURRIO ALGO QUE NO ME IMAGINE QUE PASARIA ESTABA CON MI ESPOSA QUE TIENE CASI 8 MESES DE EMBARAZO Y UN BARRIGON SALUDABLE (TU LO SABES) EN EL VAGON DE LOS ASIENTOS AZULES EL MISMO ESTABA FULL Y LA GORDA Y YO QUEDAMOS PARADOS IBAMOS A SOLO 2 ESTACIONES, CUANDO DE LA NADA UNA AVALANCHA HUMANA COMENZO A EMPUJAR SIN RESPETAR QUE ESE ERA EL VAGON DE LOS ASIENTOS AZULES, HICE UNA ESPECIE DE BARRICADA CON MI CUERPO PARA EVITAR QUE GOLPEARAN A LA GORDA, CUAL ES MI SORPRESA QUE EL ULTIMO EMPUJON Y FUERTE LO HIZO UNA SEÑORA *EMBARAZADA*. QUE PODEMOS PEDIR QUE AGRANDEN EL METRO O QUE QUE LAS HORAS PICO SEAN DISTINTAS, EN LAS GRANDES METROPOLIS ES CIERTO ES LO MISMO EN LOS METROS, LO UNICO DIFERENTE EN CARACAS ES LA MENTALIDAD Y SE VE REFLEJADO EN EL PROPIO METRO QUE ES UNA CIUDAD SUBTERRANEA CON ALGUNAS PERSONAS CON MENTALIDAD SUBTERRANEA ( INCLUYO ALGUNOS TRABAJADORES DEL METRO).

P.D. TODOS LOS DIAS ME TRASLADO EN METRO

dondelohabredejado dijo...

Veo siempre sin entender, este tipo de situaciones, con niños, con ancianos, con mujeres embarazadas. Ya ni hablar de respeto, ni siquiera el más mínimo sentido de humanidad tiene alguna gente... no entiendo.
Un abrazo.

..**Una vida, Mil suspiros**.. dijo...

Que penita produce saber que el que otrora fuese considerado modelo de educación en el resto del mundo se haya convertido en un metro mas de los que hay en el resto del mundo.

Hubo una época en que en el Metro de Caracas, se le cedía el puesto a las mujeres, ancianos y embarazadas, donde se esperaba turno civilizadamente, bajo la superficie existía la "cultura Metro"

Gracias Gil por siempre hacernos reflexionar.

Besos. TQ... Siempre

GILBERTO dijo...

Bluesoul: La velocidad ni se siente cuando estás trando de que no te aplasten jajaja

Teo: Los que peor la llevan son las embarazadas, niños y ancianos. A veces a uno mismo le cuesta "sobrevivir" al metro.

Marina: Es fácil de entender. Nuestra línea entre la cordura y la insanidad es muy delgada.

Moni: De la Cultura Metro sobrevive el metro a duras penas, porque la cultura en esta ciudad se perdió hace muuucho. Al menos no he visto gente comiendo, paseando el perro o haciendo sus necesidades dentro de una estación. Pero pasamos de ser decentes a autómatas estresados.

Argenis Serrano dijo...

saludos Gilberto. Este domingo sí será la parodia (asan) de tu blog. Aprovecharé de meter una historia personal a tu estilo. Y lo del metro y lo que es la humanidad, que ahora toma miedo de ayudar pues no saben si es un peine, pasa a ser preocupante, aquí y en china. éxitos y gracias por tu comentario en mi blog. www.humoristech.blofgspot.com Argenis

GILBERTO dijo...

Argenis: Estaré pendiente de tu parodia, nuevamente gracias por tomar en cuenta mi blog.

ÓNIX dijo...

Tienes razón, viajar en el gran metro de Caracas es un completo caos. Cada vez que intento abordar la unidad me armo de fuerzas y trabajo primero mi mente para lo que me toca enfrentar. Empujones, pisadas, malos olores, caras largas, irrespeto y de todo es lo que se vive mientras se llega a la estación de destino, pero por lo menos es un medio muy rápido para llegar a donde nos dirigimos...

Saluditos, hombre poco común...

Besos...!!!

Destructor de mentiras. dijo...

Jeje, si, eso pasa en todos lados,

la gente como que se les acaba el glamour, y yo lo que hago es que me espero a que entren, pero mientras van entrando digo en voz alta

"el reino animal a llegado a la ciudad"

y a la gente le da como pena jejejejeeje

saludos