16.3.08

Frente al espejo

Antes, la opinión de los demás lo era todo. Antes, debía ser evaluado para saber que hacía las cosas bien. Antes, dependía de la aceptación de mi entorno para sentirme útil, querido. Antes ... no era yo.

Hoy, saco cuentas. ¿Cuánto me debo? Es tanto que hice un plan de pago a mediano plazo. Me quito la camisa y veo mi cuerpo, el nuevo. Veo como el ejercicio diario de a poco me devuelve la fortaleza perdida, veo músculos ya olvidados y formas que no veía hace años.

Hoy, medito, y ordeno los recuerdos de manera que pueda sacarles provecho, cosechando errores y convirtiéndolos en la ensalada que alimentará mi presente y me dara fuerzas para afrontar un futuro que poco interes genera en mi.

Hoy, sentado, veo mi entorno ... ¿Pórqué carajo me dejé llevar por gente que simplemente estaba allí para juzgarme? Tonto, siempre lo fuí. Conté a mis verdaderos amigos (mi concepto se fortaleció ) y solo son 5, al menos los incondicionales. Cuatro de ellos leen estas líneas y saben exactamente que son ellos a quienes me refiero, sólo 5 que jamás me han juzgado, ni yo a ellos.

Hoy, soy el mismo de ayer, pero la llama de la sabiduría ilumina mi camino, le enseñé un poco de humildad a mi ego, decidí dar sin esperar nada a cambio ... y tantas otras cosas. No he cambiado, evoluciono. Hay un koan zen que cita: "¿Cuál era tu rostro antes de ser concebido por tus padres? Evoluciono y ese rostro empieza a aclararse y tomar forma.

Mi mas grande herida aún no sana, pero la cicatriz ya no tiene costra, está allí, para hacerme recordar que tengo un punto débil y que todo inicio tiene un final, pero como todo ciclo, un nuevo comienzo. Fluyo, floto, giro, he intento mimetizarme con los fenómenos que me rodean, captando cada detalle y tomándo lo que me alimenta, sin ver mal o bien, blanco o negro, sólo me alimento de la vida y ... vivo.

4 comentarios:

Yudith dijo...

Que maravilloso y que importante es sentirse bien con uno mismo, sigue con ese proceso de evolucion que van de la mano mente y cuerpo. Saludos

Mariale divagando dijo...

Un post de media noche...

Gilberto dijo...

...o de mañanita.

Siry dijo...

Me alegra sentirte satisfecho contigo mismo. Las heridas son secuelas de haber vivido, nadie crece ni madura sino sufre. Que bonito lo que has escrito, y te puedo asegurar que con esa luz cada vez te verás y sentirás mejor.