3.3.08

Cuando el gato no está, las ratas hacen fiesta.

Hace muchos años, en una de nuestras aventuras infantiles fuera de las residencias, trajimos 2 pequeños gatos, Tigre y Mariposa. Los cuidamos y éstos se quedaron a vivir en el edificio. Con los años, varias generaciones de felinos colmaron no sólo las resi, sino también la Calle Santa Margarita.

Tigre murió arrollado por un vehículo hace ya muchos años y Mariposa simplemente desapareció. Sus descendientes eran fieros, salvajes, muy lejos de la docilidad de aquellos gatitos que trajimos, pero también desaparecieron. Las malas lenguas dicen que murieron envenenados por un vecino que quería deshacerse de una perra pitbull criada para ser agresiva (aunque esta raza lo es por naturaleza).

Abro con la historia de los gatos porque desde que me mudé nuevamente al que ha sido el hogar de mi familia desde hace ya casi 30 años, he observado una impresionante invasión de ratas. Es fácil sentarse en la plaza y verlas pasear por los jardines a toda hora, pero en especial de noche. El tamaño de algunas hace suponer que están muy a gusto en la zona.

Anoche, mientras esperaba a alguien en un edificio vecino, conté 7 de estos roedores merodeando. Un día, mientras un grupo de personas hacíamos ejercicios, una se paró en medio de nosotros, se acicaló las patas y siguió su camino, sin el mas mínimo asomo de temor.

Lo peor del caso es que todos los vecinos comentan, se horrorizan y plantean soluciones pero nadie ha hecho nada para resolver el problema, mientras que los roedores se propagan y siguen engordando. Como siempre, se esperará a que haya una epidemia o peor aún, alguien resulte agredido por uno de estos animales. Mientras tanto, los niños juegan en los jardines donde algunas ratas tienen sus nidos.

7 comentarios:

Fernando dijo...

De verdad, que lo cuentas, y es preocupante, sobre todo que existan tantas como dices, sino le ponen freno se seguirán multiplicando, su reproducción es rápida, si es asi el riesgo de epidemia estará latente. Alguna medida deberían tomar, porque esperar a que el gobierno haga algo al respecto en forma inmediata seria un sueño.
Semana de mucho provecho para ti Gil, saludos, y gracias por el comentario en el post- de Spam – Virus, Tomare alguna medida al respecto.

Siry dijo...

Que terrible, la proliferacion de las plagas parece conducirnos a pandemia próxima. El otro problema es la desidia de las mismas comunidades, optan por el "juntémonos y vayan" que comodidad. No quiero ser pesimista, no va con mi forma de ser, pero a veces he pensado que la muerte de muchos favorece a unos pocos, y nada es casual, es causal. Bue..
Ojala resuelvan el problema a tiempo.
Feliz semana para ti

Lobo7922 dijo...

¿Que te impide conseguirte otro gatico?
El gato que tengo actualmente, es un tanto antipático, pero muy trabajador, se sienta todos los días en el frente de la salida de la cloaca y en la semana lo veo comerse dos o tres ratoncitos :)
Consiguete un gato, no resolverá el problema de todo el mundo, pero por lo menos asustará a las ratas que viven cerca de tu casa.

Mariale divagando dijo...

Habrá que buscar nuevos felinos, a ver si ahuyentan a las ratas...

Gilberto dijo...

Veamos: Vivo en unas residencias de 4 torres y un total de 375 apartamentos, representamos el 51% de la población total de la calle. ¿Pueden hacer cáculos de la magnitud del problema? Un gatito sería presa de los roedores, en serio, son demasiados.

La Luna dijo...

Qué terrible lo que cuentas, Gil, ojalá hagan algo pronto.

Mucho tiempo sin pasar a visitarte pero ya me puse al corriente con la lectura, como siempre muy disfrutable tu espacio.

Buen día.

Lobo7922 dijo...

¿No habrá alguien que te preste un gato grande mientras tanto? me acuerdo que tenía una vecina con un problema similar y yo le prestaba a mi gata, la condenada se iba para allá y gozaba un monton, se venia gorda de tanto comer :D