8.5.09

Vacuidad

jarra vacía
dispuesta a recibir
el agua fresca.


© gil
Creative Commons License
*el autor de la imagen tiene todos los derechos sobre la misma

5 comentarios:

Saray dijo...

mmmm!!! la verdad esq ahora q se acerca el veranito apetece el agua fresquita ehh!! a ;D

besos y abrazos

Lorena dijo...

Lo importante es que el cántaro siempre esté abierto para recibir el agua de la fuente. Uno tiende a taparlo, porque son tantas las impurezas que ya han caído dentro que uno teme por más agua sucia... pero no siempre el agua que emana de las fuentes en impura, hay fuentes limpias, cristalina y muy frescas que están dispuestas a compartir su brote con los sedientos... Lo que sucede es que uno se hace el ciego y pasa de largo y prefiere tapar la boca del cántaro a detenerse y llenarlo... Bonita semana!!!

Gilberto dijo...

Saray: Hace mucho que no bebo agua fresca jejeje ;)

Lorena: Las fuentes limpias son difíciles de encontrar, y te lo digo yo que llevo tiempo cargando mi cántaro en un desierto.

Siry dijo...

Principio fundamental del fegh shui, sabiduría en forma de haiku (como te admiro por eso)

Latamoderna dijo...

Qué rico!!!