30.7.08

Resumen del Festival Nuevas Bandas

Alejándome un poco de la "línea editorial" de mi blog les contaré lo que fué mi experiencia como "grupie" en el Festival Nuevas Bandas 2008. Comencemos por el principio, si, leyeron bien, grupie.

Fuí al el sábado a apoyar a Karnavali - ya les había hablado de ellos - por varias razones. Básicamente, me gusta su música y siento mucho aprecio por Alberto Lugo, amigo, vecino y compañero de charla de alto nivel. Pues bien, el sábado me lancé para el toque de Alberto en metrobús y solo, pues no es común en mi esperar ni hacerme esperar. Así que llegué a buena hora para disfrutar del toque de Toberías y su sonido neofolklórico que movió al público de tal manera que ganaron el premio especial del evento. Sinceramente nunca esperé ver una guitarra eléctrica pintada con la bandera de Venezuela y colgada con un mecate - soga de cáñamo-, sencillamente genial.

Justo después de la presentación de Toberías empezamos - su servidor junto al Club de fans - a buscar una buena ubicación cerca de la tarima. Armados con una pancarta, papelillos - confetti -, pitos y otras parafernalias típicas de los fans, esperamos "pacientemente" a que acabara la presentación de PataFunk Dubdelic para poder disfrutar de 5 temas, uno tras otro, tipo remix de Karnavali. Y allí empezó el jolgorio. Los muchachos dejaron el alma en tarima pese a que el sonido no los ayudó en absoluto, pues la guitarra de Richard sonó solo para los que conocemos sus magníficos solos.

Después, todo fué protocolo, ya saben: ir y venir, sacar favoritismos y disfrutar del ambiente festivo del momento. Particularmente me gustó mucho la presentación de Jekyl Hydes, pues mostraron un sonido limpio y su escena fué buena.

El domingo decidí unirme al grupo nuevamente para ir a ver la presentación de quienes resultarian los ganadores del evento: La Vida Boheme. Digamos que no eran mis favoritos, pero tienen un no se que en no se donde que me gusta. Como era de esperarse su show fué genial, muy animado y movieron al público en la médula.

Luego solo faltaba esperar el homeje a Zapato 3. En un principio dudé en corear los covers a cargo de 6 bandas invitadas para no verme tan "anciano", pero luego quedé impresionado como la mayoría del público asistente conocía las canciones que lanzaron a la fama a los hermanos Segura y compañia. De todos los covers me dejó frío la versión de "Pantaletas Negras"que ejecutada magistralmente la gente de Subsonus.

Ganaron quienes debían ganar, pero me quedó la satisfacción de ver a Karnavali en escena, de corear Agatha Hall a todo cañote y de asistir a un evento que en líneas generales fué grandioso, no por aquello de que apoya al talento nacional ni el resto de los clichés que oirán por allí, sino porque la organización fue casi perfecta y el ambiente el mejor. Larga vida al rock y a Karnavali como al resto de las bandas que participaron, desde aqui, les deseo todo el éxito del mundo, pues la suerte es solo para los mediocres.

Fotos: Alfredo Pierantoni y Beatriz Mejías.

Tiempo Fallo

"..quien no ama
por miedo al fracaso,
es como el que se mata
por miedo a morir.."



Fuente: Karnavali en Tiempo Fallo
Imagen: Veer editada con Picasa 2

29.7.08

Sin rumbo

vagas perdido
sin rumbo definido;
aún así, andas.

© gil

Creative Commons License
Imagen: Veer

23.7.08

ruta de recuerdos

pasos pasados,
recordando caminos;
pasos pesados.

© gil

Creative Commons License
*el autor de la imagen tiene todos los derechos sobre la misma

20.7.08

¿Ponernos a dieta? por Paulo Coelho

Uno de los grandes filósofos brasileños, el cantante Tim Maia, dijo en cierta ocasión: "Me propuse hacer una dieta rigurosa. No probé el alcohol ni el azúcar, y me abstuve de comidas grasas. En dos semanas, perdí 14 días".

Vivo hace 28 años con una mujer maravillosa, que de vez en cuando pierde la calma y su buen humor porque, según ella, le sobran unos kilos. ¿No estaremos exagerando un poco? Una cosa es la obesidad, y otra pretender parar el tiempo y la evolución normal del organismo.

Lo peor de todo es que constantemente aparecen nuevas maneras de perder peso: comiendo calorías, evitando las calorías, consumiendo grasas compulsivamente, evitando las grasas a cualquier precio...

Entramos en una farmacia y somos visualmente invadidos por todo tipo de productos milagrosos que prometen acabar con las ganas de comer, con el tejido adiposo, con la barriga, etc.

Sobrevivimos todos estos milenios porque fuimos capaces de comer. Y, hoy en día, esto mismo parece haberse convertido en una maldición. ¿Por qué? ¿Qué es lo que nos hace intentar mantener a los 40 el mismo cuerpo que teníamos cuando éramos jóvenes? ¿Es que existe alguna posibilidad de parar esta dimensión del tiempo? Claro que n o. ¿ Y p o r qué tendríamos que ser delgados? No hay ninguna razón para serlo. Compramos libros, vamos al gimnasio, gastamos una cantidad importantísima de nuestra energía intentando parar el tiempo, en lugar de caminar por este mundo celebrando el milagro. Cuando deberíamos estar pensando en cómo vivir mejor, nos obcecamos con el asunto del peso.

Olvídenlo. Ustedes pueden leer cuantos libros quieran, hacer los ejercicios que consideren necesarios, infligirse todos los castigos que deseen, y seguirán teniendo, de todas maneras, dos opciones: dejar de vivir o engordar.

De acuerdo que hay que comer con moderación, pero, antes que nada, hay que comer con placer.

Ya lo dijo Jesucristo: "Lo malo no es lo que entra, sino lo que sale de la boca del hombre".

Un día estaba en un restaurante libanés con una amiga irlandesa, y conversábamos sobre ensaladas. Con todo el respeto debido a los vegetarianos y a los fundamentalistas de la alimentación, la ensalada, para mí, sirve esencialmente para decorar el plato. No podemos vivir sin ella, pero tampoco podemos considerarla el centro de nuestras atenciones gastronómicas. Los periódicos publican a diario historias de jóvenes en busca del estrellato en las pasarelas que terminan muriendo como consecuencia de esta obsesión por el peso.

Recuerden que durante milenios luchamos para no pasar hambre. ¿Quién se inventó esta patraña de que todo el mundo tiene que mantenerse delgado durante toda la vida? Voy a responder: los vampiros del alma, quienes piensan que es posible parar la rueda del tiempo. Pues no, no es posible.

Usen la energía y el esfuerzo que emplearían en una dieta para alimentarse del pan espiritual, y continúen disfrutando (con moderación, insisto una vez más) de los placeres de la buena mesa.

El año pasado escribí una serie de columnas sobre los pecados capitales, y la gula era uno de ellos. Pero, ¿qué es exactamente la gula? Una obsesión.

Lo mismo que la dieta. En este punto, los dos extremos se encuentran, siendo ambos nocivos para la salud. Mientras millones de personas pasan hambre en todo el mundo, vemos que hay gente incentivando la delgadez porque, en algún momento, alguien decidió que ser delgado era la única manera de conservar la juventud y la belleza.

En lugar de quemar artificialmente estas calorías, debemos intentar transformarlas en energía que se pueda aplicar a la lucha por nuestros sueños. Nadie se mantuvo delgado durante mucho tiempo sólo por causa de una dieta.

Fuente: Paulo Coelho, en la revista Todo en Domingo
Imágenes: Veer

19.7.08

La palabra

"Mejor que mil palabras
carentes de sentido
es una sola palabra razonable,
que puede llevar la calma
a quien la escucha".

Buda


Imagen: Micheal Olsen en Flickr

infancia perdida

tu inocencia
sesgada por el filo,
lucha temprana.

© gil

Creative Commons License
Imagen: mazgrp en Flickr

18.7.08

Presente dentro de mí

A ver, me forzaré a escribir.

La verdad esta semana he estado más falto de musa que nunca. No sé cuantas veces he abierto la plantilla de publicación y la he dejado en blanco todo el día, viéndola de tanto en tanto, tratándo de exprimir un haiku o una opinión. Pero nada. No se puede decir que esté en blanco, porque creo que me han pasado mas cosas por la mente esta semana que en lo que va de año. Pero bueno, siempre que me siento a escribir sale algo como este artículo, una mezcla de divagación y resumen.

He leído mucho esta semana, ningún tema o estilo en particular, simplemente me he dedicado a leer; desde el libro de turno, pasando por una que otra revista o periódico hasta blogs al azar. ¿Y si he leído tanto como es que no puedo escribir? se preguntarán. Pues no sé. Digamos que mis musas se fueron de vacaciones o que simplemente no he estado de humor para escribir, que se yo.

En el iPod tengo toda la discografía -incluyendo dos unplugged- de Maroon 5 y la canción Agatha Hall de Karnavali y no sé cuantas veces ha dado la vuelta esa selección. ¡Gilberto estás perdido! me repiten las pocas veces que he entrado al Messenger, como si conectarse al Messenger es "estar". Aunque si tienen algo de razón, esta semana he estado alejado de todo y de todos pues quería pasar un poco mas de tiempo conmigo mismo, regañándome, fastidiándome, objetándome y revisando pasado para escribir futuro. Creo que a esto último le llaman presente.

¡Cuanta avaricia!

rápidamente
se te escapa la vida
por poseer todo

© gil

Creative Commons License
Imagen: Veer

15.7.08

Yo Buda

Cuidando de buscar la Verdad según los demás,
cada vez se retiraba más de mí …
Ahora ando sólo conmigo mismo,
y no hay otro más que yo;
no obstante, no soy él…
Una vez entendido esto,
estoy con Él cara a cara.

Tung-shan
Imagen: Marco de Mojana en Flickr

14.7.08

Distracción

río eterno de
fenómenos ilusorios,
déjalos seguir.

© gil

Creative Commons License
Imagen: Stu Worral en Flickr

10.7.08

Tres en uno: Divagando

Pasado pesado - Desapego.
¡Que palabra tan fácil de pronunciar y tan difícil de entender!. Aún cuando me he esforzado - al parecer poco - por dejar el apego que siento por personas u objetos, sigo sin comprender que nada es mío. Poco a poco aprendí que uno no debe esperar nada de las personas, que un objeto allí tirado en una gaveta, que se usa una vez al año, no tiene porque ser importante. Pero siempre flaqueo.

¡Como me cuesta vivir el presente! Escarbar en el pasado sólo es divertido para los arqueólogos. Cada vez que lo hago, o lo hace mi subconciente, el desequilibrio resultante es dañino.

Equilibrio.
Antes era bueno con los buenos y malo con los malos. Luego, pasé a ser un bonachón. Ahora, simplemente soy ... yo. La Ley del Karma se encargará de todo aquel que me ha dañado, o como dicen algunos, Dios castiga (que absurdo).

Debo dejar la bondad un poco de lado sin llegar a extremar, hasta he pensado en ser un poco egoista.

Seres queridos
No entiendo ese concepto. O si, pero me dá algo de risa. Allí englobamos a nuestros familiares, amigos y pareja. Gente a la que uno quiere, por la que daría todo, que siempre esta allí ... pausa. ¿Siempre están allí? Yo como que nací en un mundo paralelo, porque mis "seres queridos" desde hace un tiempo están muy ocupados para mi o simplemente no están. A veces me pregunto si yo soy ser querido de mis seres queridos, que locura, ¿no?

8.7.08

Verdad en la cima

La verdad que encuentras
en la cima de una montaña,

es la verdad que llevaste contigo.

Anónimo

7.7.08

Tu propio rostro

mira el lago;
vamos, quita las manos;
eres grandioso.

© gil

Creative Commons License
Imagen: Iiana en Flickr

¿Eres un sapo hervido?

Varios estudios biológicos demuestran que al dejar a un sapo en un recipiente con agua de su propia laguna, éste permanece inmóvil mientras calentamos el líquido. El sapo no reacciona ante el gradual aumento de la temperatura (cambios de ambiente) y muere cuando el agua hierve, hinchado y feliz.

Sin embargo, dejando caer otro sapo en ese mismo recipiente con el agua ya hirviendo, el animal saltará inmediatamente afuera. Medio chamuscado, ¡pero vivo! En determinadas ocasiones, nosotros somos sapos hervidos.

No llegamos a ser conscientes de los cambios. Nos parece que todo está perfecto, o que lo que está mal acabará pasando; es sólo cuestión de tiempo. Estamos a punto de morir, pero nos quedamos flotando, estables y apáticos, en el agua que se calienta por momentos. Acabamos muriendo, bien hinchados y felices, sin haber notado los cambios que se producían a nuestro alrededor.

Hay sapos hervidos que aún creen que lo fundamental es la obediencia, en lugar de la competencia: manda quien puede, y obedece el que tiene juicio. Pero con esta actitud, ¿qué pasa con la vida de verdad? Es bastante preferible salir de una situación medio chamuscado, pero vivo y listo para actuar.

Fuente: Paulo Coelho, en la revista Todo en Domingo
Imagen: Pacific Islander

4.7.08

¿Cuál verdad?

He danzado con demonios y me he dejado seducir por sus patrañas. He caminado en la oscuridad junto a seres malvados. Me he dejado tentar por la maldad, la ira y el odio. He sentido el puñal de la traición atravesar mis entrañas. He caminado por la cuerda floja sobre en mundo que Dante nos describío en la Divina Comedia.

También me senté a platicar con Dios alguna vez, escuché los cánticos divinos de angeles alegres y virtuosos y me postré ante el Supremo con lágrimas de alegría brotando de mis ojos, deslumbrados por la belleza del Paraiso.

Pero eso fué hace mucho, antes de descubrir que el bien y el mal están allí por una razón. Aprendí a caminar justo en el medio, sin parcializarme, sin someterme a dogmas. Blanco y negro, bien o mal, al final sólo estoy yo, sobreviviendo. Persigo la misma verdad que cualquier ser humano, pero ya no me afano en encontrarla, pues ahora sé que cada paso que doy puede acercarme o alejarme de ella, la cuestión es mantenerse en el camino, con la cabeza despejada y los pies secos, sentandome de tanto en tanto pero no a descansar, sino a comprenderme, a aprender de mí y de los fenómenos que me rodean. Ya no hay angeles ni demonios, a mis ojos, todos los seres somos iguales, sólo que cada uno escoge el camino que le parece el mas indicado hacia la verdad, su verdad.

*los autores de las imagenes tienen todos los derechos sobre las mismas

2.7.08

poca esperanza

afuera llueve
dentro todo es seco;
una flor sonríe.

© gil
Creative Commons License
Imagen: Urban Nature

siempre se puede escribir

las musas huyen


y el poeta escribe


desde el alma.



© gil

Creative Commons License

*el autor de la imagen tiene todos los derechos sobre la misma

Sequía Bloguera

Desde enero del año pasado no escribía tan poco en mi blog en el lapso de un mes como el pasado junio. Este súbito descenso en mi "producción" bloguera no tiene explicación, pues no estoy saturado, ni falto de inspiración - muchos de mis posts mas leidos surgieron frente al teclado sin nada que escribir- así que no hay "lógica" que explique este slump bloguero. Si bien es cierto que escribir un haiku diario es complicado, pues deben salir de dentro, durante unos días mantuve este formato, aunque no resultó muy popular - me baso en la ausencia de comentarios - por lo que de tanto en tanto publico artículos mas prosáicos. ¡

Carajo!, no sé porque no me ha provocado escribir estos últimos días. Pero tranquilos, que no "panda el cúnico"- como me gusta Chespirito - esto no es más que uno de mis bajones espirituales/emocionales, pues me estoy precupando mas que ocupando por cosas banales que no vienen al caso. No solo no he escrito como de costumbre, sino que he reducido las visitas a mis colegas blogueros. De allí a que muchos me hayan notado silencioso y hasta un poco lejano.

La tormenta aún no cesa y sacando cuentas, mas o menos hasta los 35 años, basándome claro en los famosos ciclos de 7 años, esto irá tan mal o tan bien como ahora - Ley de Murphy - así que aún me restan unos nueve meses de caminar en el barro. En fin, les prometo volver a mi producción promedio y espero que no hayan tomado esto como una convalescencia de mi blog, imagínence, si mi blog es mi alma y muere ... ¡zape gato!